Agenda de Seguridad para la Amazonia

Vínculo de las seguridades bajo amenaza

Los abundantes recursos naturales de la Amazonia constituyen la base de la seguridad hídrica, energética, alimentaria y de la salud para la población y la economía de la región y de otros lugares. El agua constituye el núcleo central de este nexo. Este recurso tan abundante en la región se ve, hoy en día, bajo una creciente amenaza a medida que aumenta la contaminación industrial y agrícola. Adicionalmente sequías extremas revelan una vulnerabilidad del recurso hídrico que antes difícilmente se podía imaginar.

Entrevista a Manuel Pulgar-Vidal, Ministro del Ambiente del Peru

Una enorme riqueza continúa siendo generada por los vastos recursos naturales de la Amazonia, aunque con altos costos ambientales y sociales. Y aún cuando muchos de los países de la región buscan producir más energía, minerales, metales y productos agrícolas de esta zona para satisfacer la creciente demanda nacional y mundial, los propios ciudadanos de la Amazonia no comparten equitativamente los beneficios que esta región genera.

El desarrollo económico a gran escala en la Amazonia siempre se ha basado en la deforestación. Comprometiendo los ecosistemas de la Amazonia, la deforestación está ahora amenazando no solamente el bienestar y los derechos de la población de la región, sino también la sostenibilidad económica de las mismas industrias a las que ha dado lugar.

El cambio climático como un multiplicador de amenazas

El cambio climático multiplicará estas amenazas para la seguridad hídrica, energética, alimentaria y de la salud, a medida que la temperatura aumente, los patrones de las precipitaciones varíen y los fenómenos extremos sean cada vez más frecuentes e intensos.

Las sequías, inundaciones e incendios de la década pasada podrían proporcionar los primeros indicios de los retos y las oportunidades que depara el futuro.

Una nueva agenda de seguridad

Esto amerita una nueva agenda de seguridad para la Amazonia. No una agenda enfocada solamente en la seguridad nacional en el sentido tradicional, sino que actúe para fortalecer los cimientos fundamentales de una sociedad próspera – enfocada a proveer un acceso sostenible al agua, energía, alimentos y buena salud para todos. Estas ‘seguridades’, tanto individualmente como en conjunto, se encuentran bajo una creciente amenaza creando riesgos significativos para la población, los gobiernos y la industria.